La forestación de las islas Cíes modificó ecosistemas y cambió el paisaje (I)

  /  HISTORIA   /  La forestación de las islas Cíes modificó ecosistemas y cambió el paisaje (I)

La forestación de las islas Cíes modificó ecosistemas y cambió el paisaje (I)

Ya desde principios del siglo XX existía una gran insistencia y obsesión por la supuesta necesidad de plantar árboles en las islas Cíes. Se argumentaban fines estéticos y de aprovechamiento forestal.

Una primera presentación sobre las circunstancias que rodearon la plantación de árboles en las islas Cíes desde comienzos del siglo XX. Profundizaremos en este tema próximamente, revelando datos sorprendentes.

Eran las islas Cíes hasta entonces un lugar donde predominaban el matorral, algunos pastizales y pequeños bosquetes y rodales de sauces, endrinos, saúcos, laureles o melojos, casi siempre ligados a espacios húmedos o a regatos que existían.

No será hasta los años 40 cuando se comiencen a plantar árboles en las islas. Pero algo que era experimental, a partir de 1952 en adelante, se convirtió en realidad. Se decidió  cultivar y plantar masivamente en las tres islas, no sin pocos esfuerzos contra natura.  Estos trabajos forestales se llevarían a cabo principalmente en la década de los años 60 y 70. Aún así hay evidencias de pinos plantados en las Cíes en los años 20/30.

Eran y son, especies exóticas, alóctonas e invasoras como eucaliptos, pinos y acacias, que fueron sustituyendo otros ecosistemas en beneficio de especies que desplazan la flora autóctona y empobrecen más el suelo. Incluso llegan a secar zonas húmedas, fuentes y regatos que antes eran bastante abundantes en Cíes. Sin embargo hoy son escasos, canalizados o secos. Una sequía que se hace más patente en época estival con pocas precipitaciones y temperaturas altas. El agua dulce en Cíes escasea, antes no, era relativamente abundante.

Los cultivos de especies alóctonas en las islas nunca fueron productivos y lo único que aportaron fue sombra. Son masas arbóreas muy frondosas, con escasa biodiversidad. Hoy estas “especies invasoras” se combaten lentamente, haciendo clareos y procurando evitar la erosión del terreno.

Además esta plantación anticiparía el abandono de las islas por parte de la población insular que vio mermados sus pastos, cultivos y regatos. Mientras, se iba modificando el paisaje de las islas Cíes.

Continuará…

Leer II parte

Imagen: Pedro Figueras.

Share This