prensa_0605 (1)-min

Curioso episodio del abandono de siete niños portugueses por sus padres en las islas Cíes en 1930. El torrero se hizo cargo de ellos en un primer momento. Ante la imposibilidad de darles sustento, dio parte a las autoridades municipales de Vigo que se hicieron cargo del asunto. Los niños fueron recogidos finalmente por sus padres.

La redacción del artículo da buena cuenta de las difíciles condiciones que existían en las islas para el cultivo de la tierra.

27/12/1930

El suceso de las Cíes

Los niños abandonados fueron recogidos por sus padres

“Hace algún tiempo llegó a la isla de Faro, en Cíes, un matrimonio portuguéscon siete hijos de corta edad. La presencia de los forasteros llamó extraordinariamente la atención de los escasos habitantes de las islas, donde el sustento es difícil, pues se consideraba atrevida la idea del matrimonio de sostenerse él y su prole mediante el producto de la pesca y el, allí reducídisimo, de la tierra.

La familia portuguesa comenzó pronto a pasar días de intensa penuria. Lamiseria y el hambre hicieron presa en el matrimonio y en los hijos hasta que eltorrero, padre también de numerosos niños, apiadado del desamparo de los extranjeros, tomó sobre sí el sacrificio de ayudar a su manutención.

Esperaba el matrimonio el producto de la cosecha para asegurar su sustento y el de sus hijos; pero la situación empeoró día a día y, al cabo de cierto tiempo, la madre embarcó diciendo que se dirigía a Vigo para evacuar varios asuntos. Unos días después, sin que la mujer tornase a la isla, el padre despareció y los siete niños quedaron abandonados.

El torrero, padre prolífico y de reducidos recursos, hubo de continuar, por espíritu caritativo, consumando el sacrificio de sostener a los pequeñuelos abandonados. Pero la carga, demasiado excesiva para sus fuerzas, le obligó a hacer pública una carta dando cuenta del hecho y poniéndolo en conocimiento de las autoridades.

Anteayer, cumpliendo órdenes de la autoridad superior, acudió a las Cíes un cabo de municipales, para traer a Vigo a los niños e internarlos en un asilo. El guardia volvió solo a la ciudad y el jefe de la Policía Urbana facilitó una nota que pone final a este interesante suceso del abandono de siete niños en las Cíes. La nota dice:

“De orden del jefe de Policía Urbano se presentó el cabo de la misma en lasislas Cíes para recoger siete niños que sus padres habían dejado en las mismas, los que se presentaron hace dos días para recogeerlos, marchándose en dirección a Cangas el día de ayer.

Los referidos niños y sus padres son portugueses”

El Pueblo Gallego: diario de la mañana, al servicio de los interese de Galicia

Imagen: 

Foto Pacheco

Share This