Entrevista al vapor de pasaje Ciudad de Vigo (II)

  /  HISTORIA   /  Entrevista al vapor de pasaje Ciudad de Vigo (II)
Barco de pasaje Cangas

Entrevista al vapor de pasaje Ciudad de Vigo (II)

ASÍ SE VIAJABA A LAS ISLAS CÍES Y POR LA RÍA DE VIGO EN 1957.

Circunstancias, historia, características, pasaje y tripulación de un buque tipo.

Un barco de pasaje a Cangas. 

No corta el mar sino vuela

Por José Luis Fernández y Fernández

09/02/1957

-…

-“Seis barcos más, el de mayor tonelaje y por consiguiente hermano mayor, el “Morrazo”, con capacidad para quinientos pasajeros, fuerte, resistente y adecuado para los días de marejada y excursiones largas, por fuera de esta ría. Mi hermano pequeño, es el “Alegría” que nos aventaja a todos en velocidad y otros cuatro más de menor desplazamiento.

-¿Qué tiempo invierte en sus travesías?.

-Veinte minutos a Cangas, quince a Moaña, y cincuenta a las Islas Cíes, aproximadamente.

-¿Cómo se definiría usted?

-Como el barco de las tres cualidades: seguridad, velocidad y confor.

-¿Recuerda alguna anécdota?

Puedo anotar aquella sucedida un caluroso día deverano regresando de una vuelta por la ría con un grupo de turistas, que al llegar a puerto, iban tan emocionados bailando con la música que salía de mis altavoces que no quisieron desembarcar, obligándome a continuar hasta altas horas de la noche, en plena fiesta.

-¿Y usted también bailaba?

-Yo no, precisamente cuando lo haga los que no bailan son ellos.

-¿Tuvo que suspender en los días de mal tiempo algún viaje?

-Nunca, a excepción de aquellas veces en que lo ordenó la Comandancia Militar de Marina como medida de seguridad.

-¿Muchos mareados en sus travesías?

-Mareados, “ah” entre nosotros le llamamos “baixas”, pues no, alguna que otra “Baixa” pero casi siempre eso señoras de edad.

Se oye una pitada, tiene que marcharse, yo le digo a adiós a este barco tan salado, y mientras está desatracando empiezo a pensar que me han “querido embarcar con este reportaje…”

La Noche.

Leer I parte

Share This