Hero+¡nas-min

 

La ría de Arousa presenta difíciles condiciones para la navegación, comparado con el resto de rías gallegas, sobre todo la vela y para embarcaciones de cierta envergadura.

El archipiélago de Sálvora además de la isla principal, está constituido por otras islas más pequeñas como Sagres, Noro o Vionta. Además existen otros muchos islotes menores y bajos tan peligrosos como Asadoiros, Pedras Pardiñas, Touza Area Mesa, Touza do Cabeceiro Grande, Pedras do Sargo, Pegar o la Filla de Pegar dónde embarrancaría el buque “Santa Isabel”.

La memoria colectiva de los vecinos de Sálvora quedaría marcada para siempre el 2 de enero del año 1921. Esa noche se produjo el naufragio y hundimiento del buque correo de vapor “Santa Isabel”, que confundió su ruta debido a las adversas condiciones metereológicas, chocando con los bajos existentes frente al faro. Si bien el primero se había construido ya en 1852, se estaban concluyendo las obras de la nueva infraestructura, que se inauguraría en ese fatídico año de 1921, tras el naufragio.

Este segundo faro afrontaría una profunda reforma en 1958, instalándose grupos electrógenos, baterías y un almacén, ya que habían cambiado los combustibles anteriormente empleados como aceite y petróleo. Hoy funciona con placas solares que proporcionan la energía eléctrica (fotovoltaica) necesaria.

El vapor “Santa Isabel” en el momento del accidente llevaba 266 personas a bordo entre tripulantes y pasajeros, acabando por partirse en dos antes de hundirse.

El buque correo, venía desde Bilbao, Santander y A Coruña para entrar en Vilagarcía y proseguir hasta Vigo y luego a Cádiz para completar el pasaje que se dirigiría luego a Argentina y Uruguay.

La primera persona en la isla que se dio cuenta del que sucedía sería el farero, quien correría hasta la aldea en demanda de auxilio.

La noche del naufragio, de los aproximadamente 60 vecinos con los que contaba la isla, tan sólo estaban presentes 25. El resto de la población se encontraba en las fiestas del año nuevo que se celebraban en la costa, en las parroquias ribeiráns de Aguiño y Carreira por lo que la mayoría de los que presenciaron el terrible suceso eran mujeres y niños.

Las mujeres con la ayuda de las dornas (embarcaciones tradicionales) irían en auxilio de las víctimas, lo que les valdría el reconocimiento por parte de las autoridades. Fueron denominadas las heroínas de Sálvora.

El número total de víctimas fue de 213 personas y lo de supervivientes, 56. Sería la mayor tragedia documentada de la navegación en Galicia.

En Punta Besugueiros están los restos de la base de una cruz en memoria de un tripulante.

Continuará…

Leer también: Breve aproximación a la historia de Sálvora (I)

Imágenes:

Vida Gallega

Viviendas caseros: foto Ksado

Share This