© Suso Framil

Delfines comunes en aguas de la isla de Ons

“Cuando los delfines se acercan a las islas”

Los cetáceos como delfines y delfines mulares, los más frecuentes en nuestras costas, son mamíferos adaptados a la vida marina.

Contamos con hasta 20 especies de cetáceos habituales.

Algunas de estas especies viven en nuestras costas y otras están de paso migratorio hacia otras áreas marinas.

A través de estas imágenes constatamos la presencia del delfín común (Delphinus delphis) en aguas del archipiélago de la isla de Ons, en la bocana de la ría de Pontevedra. Fotografías capturadas por Suso Framil.

Dentro del grupo de los cetáceos, en nuestras aguas, tenemos especies que son más habituales que otras, caso del delfín común (Delphinus delphis) por ejemplo; y por supuesto del delfín mular (Tursiops truncatus). También aparece el delfín listado (Stenella coeruleoalba), el calderón (Globicephala melas), el delfín gris (Grampus griseus), la marsopa (Phocoena phocoena) o el cachalote (Physeter macrocephalus).

El delfín común (Delphinus delphis) es de las especies más numerosas, tanto en nuestra costa como por desgracia en demasiados varamientos. Aunque se acerque a nuestras rías e islas, es una especie más oceánica que el delfín mular (Tursiops truncatus).

Así, el delfín común es abundante en aguas de profundidad media por fuera de la rías, en las aguas costeras exteriores. Es en la primavera cuando se adentran en aguas de nuestras islas y rías, acudiendo en pequeños grupos, aunque viven agrupados, pudiendo llegar a formar manadas de varios cientos de ejemplares.

Pueden conseguir alcanzar una longitud de hasta los 2,30 metros superando en ocasiones los 100 kg de peso. Destaca también por su coloración, que es negra por el dorso con una banda de tonalidad amarilla en ambos costados hasta la mitad del cuerpo, donde va cambiando hacia el gris. Su vientre es blanco.

Así todo, los más habituales a nuestra vista, los más costeros y fáciles de observar son los delfines mulares (Tursiops truncatus). Estos pueden llagar a los 3,5 metros de longitud. Son bastante más grandes que los delfines comunes (Delphinus delphis), los protagonistas de estas imágenes.

También el hocico del delfín común destaca por ser mucho más alargado que el del delfín mular, más chato.

La dieta de estos mamíferos marinos está compuesta principalmente de pequeños peces y cefalópodos.

Se estima su longevidad entre los 25 y 30 años.

Presionar sobre las imágenes para poderlas ampliar:

Share This