mexillón

Una tesis demuestra el potencial de la concha de mejillón como descontaminante de mercurio. El estudio fue presentado este curso en la Facultad de Ciencias por Susana Peña.

La contaminación por mercurio genera una gran preocupación debido a su elevada movilidad en medio ambiente y a su capacidad de bioacumularse en la cadena trófica y por lo tanto afectar al ser humano. En respuesta a este problema, entre otras líneas de actuación, se trabaja en el estudio de la capacidad que tienen diferentes materiales absorbentes para inmovilizar este metal pesado. En su tesis de doctorado, la investigadora Susana Peña puso la prueba esta capacidad en el caso de la concha de mejillón, toda vez que Galicia es, tras China y Tailandia, uno de los mayores productores mundiales de este producto. Los resultados demuestran el alto potencial descontaminante de mercurio de la concha de mejillón.

La tesis, presentada este curso en la Facultad de Ciencias del campus de Ourense, fue dirigida por el profesores de la Universidad de Vigo Juan Carlos Nóvoa y Manuel Arias y llevó por título Influencia de los procesos edáficos en la distribución de Hg en suelos naturales y aplicación de residuos agroalimentarios en la inmobilización de Hg. El estudio, explica la investigadora, se marcó tres objetivos principales. El primero fue a conocer el papel de los componentes de los suelos y de los procesos edafoxenéticos en la distribución y comportamiento geoquímico de mercurio en suelos no contaminados con este metal. El segundo fue a estimar los factores de enriquecimiento de mercurio que presentan los suelos. Por último, la investigación evaluó la potencialidad de la concha de mejillón, un residuo de bajo coste derivado de la industria alimentaria, en la eliminación de mercurio en masas de aguas contaminadas.

La elección de este material para la realización del estudio, se apunta en la tesis, se debió a la relevancia que tiene en el sector productivo gallego. Según los datos recogidos en ella y tomados del Instituto Gallego de Estadística, la producción de mejillón en Galicia en el año 2012 ascendió a 227.233 toneladas, correspondiendo la algo más del 12% de la producción mundial. “Se estima que alrededor de 120.000 toneladas de mejillón son procesadas cada año en Galicia por la industria conservera, generándose grandes cantidades de residuos, principalmente conchas”, comenta la doctora. La concha supone alrededor de un 32% del peso total del mejillón, por lo que en Galicia la cantidad de residuo de concha de mejillón generado variaría entre 65.000 y 94.000 toneladas, dependiendo de la producción anual. Dada esta elevada cifra, comenta Susana Peña, surge la necesidad para el sector de buscar alternativas de reutilización de estos residuos con el objetivo de minimizar los riesgos ambientales que puedan derivarse de su acumulación en medio natural al mismo tiempo que se abren nuevas fuentes de ingresos.

Resultados mejores con concha calcinada

Según recoge la investigación, a pesar de que existen estudios sobre el uso de la concha de mejillón para la depuración de aguas y estudios de otros materiales para inmovilizar mercurio, la capacidad de absorción de mercurio por parte de material derivado de los residuos de concha de mejillón apenas fue evaluada con anterioridad. Esta alternativa fue analizada por Susana Peña en su tesis de doctorado valorando diferentes grados de procesamiento previo de la concha de mejillón (molienda fina, molienda gruesa y calcinado) y también valorando la interferencia en la inmovilización de mercurio por la concha de mejillón por parte de otros elementos habituales en aguas contaminadas, como fósforo. Durante la investigación se realizaron experimentos de absorción-desorción de mercurio empleando dos aproximaciones metodológicas diferentes, tipo batch y en cámara de flujo agitado.

En la investigación se encontró que la “concha de mejillón calcinada es el material con el más alto potencial de absorción de mercurio y el porcentaje más bajo de desorción de mercurio entre los tres tipos de concha estudiados”. Esta concha calcinada mostró también el porcentaje más alto de calcita en su composición y la única que contenía dolomita. “La alta irreversibilidad de los procesos de absorción muestra el alto potencial descontaminante de la concha de mejillón calcinada”, señala la investigadora. Como muestra de su potencial para purificar agua contaminado con mercurio, indica que en los experimentos con cámara de flujo agitado realizados un suelo gramo de concha de mejillón calcinada podía reducir a la mitad a concentración de Hg2+ en un volumen de agua contaminado próximo a los 500 ml. La presencia de fósforo, se detectó en el estudio, aumenta la absorción de mercurio por parte de las muestras de concha en los dos tipos de aproximaciones experimentales evaluadas. “Tanto la concha calcinada como la triturada serían útiles para la eliminación de mercurio, tanto en presencia como en ausencia fósforo en disolución, obteniéndose mejores resultados con la calcinada pero con la contrapartida de un mayor cueste de producción en la obtención de este residuo”, afirma la investigadora.

“Dada la eficiencia y utilidad de este sistema en la purificación de agua contaminado con mercurio sería oportuno profundizar en la investigación con el fin de lograr procesos que conduzcan a un mayor rendimiento disteis sistemas basados en absorbentes de bajo coste”, indica por último la investigadora, que realizó su tesis en el marco de la Agrupación Estratégica Centro de Investigaciones Agroalimentarias y del Grupo de Investigación AA1 Investigaciones Agroambientales y Alimentarias de la Universidad de Vigo.

DUVI. Rosa Tedín | Ourense

 

Share This