cies-norete-horreo-2-min

En esta segunda parte ahondamos en estos penosos sucesos que asolaron a los habitantes y al paisaje de las islas Cíes nos primeros años del siglo XX. Esta segunda crónica es de 1906, tres años después de la que ya presentamos en el artículo anterior. Entendemos por lo tanto que estos episodios eran desgrazadamente habituales en ese período.

Se refieren a los actos de vandalismo que allí ejercían los tripulantes de las traíñas de pesca de las ría con extremada brutalidad y salvaxismo. Incendios, robos o profanación de tumbas.

A través de esta crónica de prensa podemos interpretar e imaginar como eran las islas Cíes en aquellos tiempos. Desde luego había mucha más agua dulce que ahora. Está documentado cuando menos desde la Edad Media el uso de las Islas Cíes como lugar de recalada de flotas integradas por numerosos buques que las aprovechaban como fondeadero, lugar de descanso , aprovisionamiento y reabastecimiento de agua. Esta realidad mermó con la forestación de los años 50 y 60 del pasado siglo.

En cuanto a la referencia a los bosques, que también está descrita así en documentos del pasado, entendemos que se refieren a las masas de arbolado que pudieron existir sobre todo en torno a los arroyos y riachuelos. Bosques de ribera asociados a estas masas de agua o pequeños rodales en determinados puntos protegidos. Incluso también el término bosque puede ser atribuido a la vegetación en general, sobre todo al matorral.

Las islas Cíes no eran boscosas pero sí que existía una pequeña masa forestal con especies autóctonas y espontáneas. También había cultivos de autoconsumo y pastos para el ganado ovino y caprino de sus habitantes, pero sobre todo predominaba el matorral, la vegetación de acantilado y de las dunas.

Esta denuncia en la prensa también nos aporta otros datos, como que en las islas había alojamiento para marineros, ya bien en viviendas, en los almacenes o en las pensiones y tabernas.

Cuando habla del cementerio se refiere al pequeño camposanto que existía en las dunas de Rodas. El actual cementerio fue construido a partir de 1925 y bendecido en el año 1927. En las dunas eran enterrados los vecinos, familiares de los torreros o náufragos.

No había en las islas más autoridad que el torrero en esas fechas aunque en 1922 existía un destacamento de Carabineros. Más tarde, en 1931 sabemos de la existencia de la figura del alcalde de barrio de las Cíes.

El cronista insinuaba que los vandálicos traineros eran de Teis y Moaña, en la ría de Vigo.

La vida en las islas Cíes no era fácil en la época contemporánea. A través de diversos artículos y documentos aportamos información al respeto.

…y no, no eran los hippies que interpretaba Siniestro Total con su tema “Matar hippies en las Cíes” apenas 80 años después, tampoco punkies. Eran traineros, marineros de las rías de los primeros años de 1900. Según la nota de prensa, a estos también les gustaba entonar cánticos funerariosBailaré sobre tu Tumba cantaba ya en 1985 Siniestro Total en el auditorio de Castrelos, en Vigo, después de “matar hippies en las Cíes”. En 1900 eran traineros.

Leer también: Brutalidad y salvajismo en las islas Cíes. 1900 (I)

Imagen:

Ramón Patiño

 

Share This