rapa_das_besta_xiabre_-_pontevedra_-_galicia_-_espana-min

A través de los acuerdos de custodia del territorio firmados este jueves por el grupo de investigación AF-4

La EE Forestal, Cotobade, Cerdedo y la CMVMC de Caroi se alian por la conservación del caballo gallego del monte

Esta iniciativa permite dar continuidad a la línea abierta con un proyecto financiado por la Fundación Biodiversidad

Eduardo Muñiz | Pontevedra
Cuando, hace cerca de un año, el grupo de investigación AF-4, de la Escuela de Ingeniería Forestal, ponía en marcha un proyecto de investigación sobre el estado y la conservación de la raza Caballo Gallego del Monte, financiado por la Fundación Biodiversidad, situaba entre sus objetivos prioritarios alcanzar acuerdos de custodia del territorio con diferentes colectivos y entidades que permitieran dar continuidad en el tiempo la esta línea de trabajo. Y esto es precisamente lo que hacen posible los tres acuerdos que el grupo que encabeza el director del centro, Enrique Valero, firmó con los ayuntamientos de Cotobade y Cerdedo y con la Comunidad de Montes Vecinales al contado Común de Caroi, que permitirán a los investigadores de la Universidad de Vigo seguir analizando el estado de las poblaciones de esta raza autóctona en el espacio protegido de la sierra del Cuando.

A través de estos acuerdos, firmados esta mañana en la Casa Consistorial de Cotobade por el alcalde de este municipio, Jorge Cubela; el presidente de la CMVMC de Caroi, Jesús Fuertes, y el propio Valero, el grupo AF-4 se compromete a prestar asesoramiento para la adecuada gestión de los espacios naturales, así como a trabajar en la busca de convocatorias públicas que permitan obtener financiación para proyectos que hagan posible a implantación medidas concretas dirigidas a la conservación de la especie. Los ayuntamientos y la comunidad de montes, por su parte, asumen el compromiso de tener en cuenta la conservación del caballo y de su hábitat dentro de sus actuaciones cotidianas, al tiempo que contribuir también a la difusión del proyecto y de los resultados para lograr un mayor número de agentes y entidades implicadas, así como aumentar la concienciación y sensibilización.

“Básicamente, lo que se pretende es que todas las medidas de gestión o conservación que lleven a cabo, se hagan siempre velando por la conservación del caballo y la mejora de sus poblaciones”, señala la investigadora del grupo AF-4 Xana Álvarez, de un compromiso que, en el caso de la CMVMC de Caroi, abarca también que nos trabajos de conservación que se realicen “prime siempre una convivencia con los usos tradicionales de estos espacios, como el agrícola y el ganadero“.

Una manera de dar continuidad a la experiencia piloto

Seleccionado por la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, dentro de su convocatoria de ayudas en régimen de concurrencia competitiva para el año 2015, el proxecto Estudoo y conservación del Caballo Gallego del Monte a través de acuerdos de custodia del territorio en la Serra do Cando y en el Monte Cabalar, constituyó, como explica Álvarez, una “primera experiencia piloto“, dirigida a conocer el estado de las poblaciones de este animal en estas dos áreas, su comportamiento natural y los diferentes factores que influyen en ellas. Del mismo modo, el proyecto, que se cierra en este mes de septiembre, comprendía también el análisis de la problemática territorial, sectorial o sanitaria que pudiera implicar su especie, así como su contribución, por ejemplo, “a la reducción del riesgo de incendios forestales, ya que al alimentarse de ciertos matos, por lo que disminuyen la biomasa forestal de la zona, mejorando hábitats de interés comunitario”.

Los resultados de esta “experiencia piloto, que nos permitió conocer una población que hasta ahora era bastante desconocida” serán presentados el próximo mes de octubre en unas jornadas en la EE Forestal, anuncia Álvarez, del que será el cierre a un proyecto que llevó al grupo AF-4 a contactar con centros de investigación de Alemania y Portugal con los que analizar “líneas futuras de trabajo, como ver la relación que hay entre los caballos salvajes gallegos y los portugueses”.

Además, al mismo tiempo, la firma de estos acuerdos permitirá al grupo “ir uno poco más allá y seguir estudiando estas poblaciones a una mayor escala”, con el propósito de “poder desarrollar acciones sobre el terreno para mejorarlas”, como explica esta investigadora.

Fuente:

Duvi

Imagen destacada:

© Paulo Brandao

Share This